LA MEJOR DIETA PARA PERDER PESO

Son cientos las dietas que leemos a diario por páginas en internet, redes sociales, revistas y otros medios que prometen milagros cuando de bajar de peso se trata. - ¡Que Lucía hizo la dieta de la fruta y le fue buenísimo!- La de la sopa de tomate, la del atún, la detox, etc., todas tienen algo en común: NO FUERON HECHAS INDIVIDUALMENTE PARA TI.

Lo que le sirve a una persona no significa que vaya a servirte a ti. Y es que puedes aplicarlas todas al pie de la letra 2, 3 y hasta 4 semanas y no siempre obtienes los resultados que consiguió Lucía, o peor aún, aparece el tan odiado efecto rebote. ¿Entonces cuál es la mejor dieta para perder peso? La evidencia científica respalda varios aspectos globales y muy importantes a tomar en cuenta a la hora de diseñar un plan de alimentación efectivo: 1. Tienes que consumir menos calorías: Matemática simple, si consumes menos calorías de lo que estás haciendo actualmente verás resultados. Reduce tus porciones, incluye más alimentos de mejor calidad y reduce el consumo de aquellos que tienen un aporte mayor. 2. Cuida la calidad de los alimentos: Si quieres realmente que la pérdida de peso se mantenga en el tiempo cuida la calidad de alimentos. Reducir el consumo calórico en tu dieta diaria efectivamente te hará bajar de peso, pero si no lo haces a partir de una alimentación equilibrada incluyendo todos los grupos de alimentos, probablemente retomarás tu peso anterior muy pronto. 3. Aumenta el consumo de proteínas: Las proteínas son el macronutriente que mantiene la estructura de nuestro músculo. Consumir suficientes proteínas es muy importante cuando hacemos una dieta baja en calorías, de lo contrario degradamos nuestra masa muscular, algo que nos costara muchísimo reponer y peor aún facilitara más el aumento de peso en ocasiones futuras 4. Eliminar los carbohidratos no es la solución: Los carbohidratos son nuestra principal fuente de energía si los eliminamos nuestro organismo adoptará alguna otra ruta para conseguir energía, degradando probablemente tu masa muscular. Créeme, aunque eliminar los carbohidratos te dé la sensación de que bajas de peso, lo recuperarás en seguida que retomes tu dieta habitual. Consume carbohidratos en porciones reducidas y con alto contenido de fibra pero sin eliminarlos por completo. Pero lo más importante es que sea una dieta PARA TI. Que te resulte cómoda, que disfrutes y que puedas mantener en el tiempo, que respete tus preferencias y rechazos alimentarios y que sobre sobre todo te permita darte tus gustitos de vez en cuando sin ningún remordimiento.