¿Alimentación rica y saludable? ¡Sí, es posible! Gracias a la Escuela de Harvard, hoy contamos con una guía para elaborar comidas saludables y balanceadas. Para ello, es importante tener presente las proporciones del “plato de Harvard” el cual se compone de vegetales, frutas, proteínas saludables y granos integrales.

Para no caer en la monotonía de vegetales y carnes magras, a continuación les compartimos algunas recomendaciones para mantener una alimentación variada, saludable y balanceada. - Es importante mantener ½ plato de vegetales y frutas. Para esto, les aconsejamos incorporar frutas y/o verduras de distintos colores. - Para acompañar los vegetales se recomienda ¼ de granos integrales. - También se debe acompañar con proteínas; la medida es ¼ del plato. Entre las proteínas saludables se encuentra el pescado, pollo, legumbres y frutos secos (estas últimas corresponden a una alimentación vegetariana o vegana). Para los amantes de las carnes rojas; si bien se aconseja consumirlas, no debemos abusar de ellas. Los expertos recomiendan consumir no más de dos veces por semana y que sean, preferentemente, magras. Es importante evitar las carnes procesadas (como la panceta) y los embutidos (pate procesado, salchichas, húngaras, etc.). Dos elementos que no forman parte de la composición del plato, pero no por ello son menos importantes son los aceites y el agua. Los nutricionistas hacen hincapié en consumir aceites saludables de forma moderada. Si no les gustan los aceites, una alternativa para ingerir grasas saludables es consumir ¼ de palta. Con respecto al consumo de agua, es de suma importancia mantenernos bien hidratados. El 70% de nuestro cuerpo se compone de agua, por lo tanto se recomienda consumir uno o dos litros diarios (dependiendo del tipo de actividad que realicen diariamente). Por último, para mantener hábitos saludables, se aconseja limitar el consumo de bebidas azucaradas como gaseosas o zumos de jugo y productos lácteos (no más de una o dos porciones diarias). Siguiendo estas recomendaciones no sólo disfrutarán de una alimentación variada y muy saludable, sino que además protegerán su sistema inmunológico, tendrán más energía, reducirán el estrés, ayudarán a mantener los niveles de colesterol, presión arterial y evitarán contraer otras enfermedades relacionadas a la alimentación.